FUERA DE OBRA


“Lo invisible, lo que se esconde, resulta más visible que lo que aparece sin más.”
George Didi Huberman.

Fuera de obra es el resultado de una experiencia corporal donde las tensiones se hacen visibles en un instante de quietud aparente, donde la calma y la estabilidad llevan implícito un devenir. Aquí, escenas enmarcadas y remarcadas imposibilitan paradójicamente el cierre y el orden de un conjunto. El marco enmarca al vacío, y hace estallar los bordes que lo contienen. El borde es frágil, existe para romperse. El desquicio libera, abre nuevas e inevitables relaciones. EL cuerpo es un todo con grietas, con marcas, con otros cuerpos. Algo resulta extraño. La sorpresa por lo que escapa a las leyes físicas que subyacen como fondo de nuestro conocimiento. Lo extraño lleva a la pregunta por los recuerdos, por el sentido, por el sinsentido, por lo que no sabemos ni podremos saber. El espacio entre dos cuerpos se presenta en su invisibilidad y nos convoca a percibirlo. Lo oculto, lo aparentemente interior, asociado con la oscuridad y con algo de siniestro, muestra su luz propia cuando se hace transparentemente visible. Lo interno y lo externo se funden en un borde imposible de despegar.